En México, el matrimonio entre personas del mismo sexo no está garantizado en todo el país. Cinco de los 32 estados que conforman el país, incluido el Estado de México, el más poblado, mantienen leyes que consideran este derecho como algo exclusivo de las parejas de hombres y mujeres. Algunos activistas señalan que la falta de voluntad política y la homofobia “estructural” entre los tomadores de decisiones restringe los derechos humanos de la comunidad LGBTQ.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.