Cómo contar mucho en poco tiempo: entrevista a Lautaro Torres

REPORTAJE 01 de julio de 2021 Por Redacción Avalancha
El joven periodista especializado en redes sociales, Lautaro Torres, narra en la siguiente entrevista su nacimiento como influencer y cómo las redes sociales le permitieron hacerse un hueco en los Medios de Comunicación.
Agregar un título (16)
Lautaro Torres Comunicador Digital.

Las nuevas herramientas digitales que promocionan redes sociales como Instagram o TikTok ofrecen oportunidades únicas a los medios de comunicación para interactuar con su audiencia. Sin embargo, el desafío en tiempos de stories parece ser cómo contar mucho en poco tiempo. Por esta razón, la palabra del periodista Lautaro Torres es tan valiosa, porque se especializó desde muy joven en el uso de redes sociales emergentes.

Lautaro Torres trabaja actualmente en IP Noticias como Productor Digital. La conversación que se narra a continuación con el joven periodista, se dio, como no podía ser de otra manera, a través del chat de Instagram para después dar paso a notas de audio por WhatsApp. Muy millennials, dirían los padres de Lautaro.

 "La persona que apostó por mí, lo hizo por un blog de hamburguesas que tenía con mi exnovia. En la página reseñábamos distintas hamburgueserías y hamburguesas de la ciudad de Buenos Aires, que fue justo antes del boom de este tipo de contenido". 

¿Podrías contarnos cómo fue que comenzó tu trayectoria en los medios de comunicación? 

—Mi primer laburo en medios fue uno muy grande para la poca edad que tenía. Tenía 24 años y el trabajo fue como coordinador del ahora ex-Grupo Veintitrés. Lo curioso es que entré a los medios por el lado digital; ya directamente como que marqué mi camino sin pensarlo. Yo quería escribir en la gráfica, quería publicar notas, y sin embargo terminé entrando como coordinador del área de redes sociales de un grupo, ¿no?, en donde hay varios productos. Otra cosa curiosa es que la persona que apostó por mí, lo hizo por un blog de hamburguesas que tenía con mi exnovia. En la página reseñábamos distintas hamburgueserías y hamburguesas de la ciudad de Buenos Aires, que fue justo antes del boom de este tipo de contenido. 

¿Qué creés que llamó la atención del Medio Grupo Veintitrés por tu trabajo?

—Les copó que pudiera detectar una tendencia. Y también, bueno, lo que escribía en el blog tenía llegada en la gente, así como las cosas que subía en Twitter y en Instagram. Entonces no se me pidió un CV (Currículo Vitae) sino que mi laburo fue mi CV. Eso fue algo que me llamó mucho la atención y marcó también mi manera de trabajar en mis redes personales, ¿no?, digo, entender que las redes de une son como un CV. 

¿Cómo siguió tu carrera desde ese momento? Sobre todo, sería fantástico que nos expliques tu experiencia en redes sociales.

—De ahí me fui al Ministerio de Cultura de la Nación, que no es un medio estrictamente, pero comencé a entender que podía llevar la comunicación digital a cualquier lado con estos nuevos puestos de laburo como CM (Community Manager), Social Media Manager; y de esta forma laburar en productos o en audiencias. Logré entender que el periodista podía hacer algo más que estar en una redacción. Comencé a deconstruir el oficio y entender que la profesión estaba evolucionando y cambiando y traté de no ser reacio a ese cambio. Del Ministerio de Cultura me fui para ESPN -ahí ya volví a un medio más tradicional-; fui a un programa que se llamó Redes, donde laburé como CM y también como productor. Y esa fue mi primera experiencia televisiva, ¿no? Más allá de que estaba haciendo la parte de redes sociales, también ahí hice la pata de producción, que está más ligada a la tele; tenés que estar corriendo e ir cerrando cosas -desde un café para un invitade hasta conseguir un canje para poner un aro de básquet adentro del estudio, ¿no?-. De todo hice.

 "Siempre fui cambiando según mis desafíos personales. Cuando ya no tenía más nada para dar en un laburo me iba. Muy millennials dirían mis padres".

—De ahí me fui al INCA -continúa Lautaro-, también como Social Media Manager. Se estaba armando un equipo digital y me fui para allá. Esto fue más parecido a lo que hice en el Ministerio de Cultura. En este punto vuelvo a laburar con quien me llevó al ex-Grupo Veintitrés, pero esta vez en El Canciller haciendo contenido de comida, como un presentador que va por distintos lugares a comer. Y de acá se da mi gran salto, por decirlo de alguna manera, a un medio digital del Grupo América que se llamaba UNO -que lo cerraron, no existe más-, y ahí empiezo a hacer Host, que cuando estudiaba periodismo no existía. Se trata de hacer stories todos los días en Instagram. Una locura. Lo digo en voz alta y pienso, ¡qué locura que me pagaran por todos los días hacer stories!. Y esto fue lo que más visibilidad me dio, por decirlo de alguna manera. Me dio herramientas para adquirir conocimiento sobre redes sociales porque estaba inmerso en la ejecución constante, particularmente de Instagram. Cuando lo cierran comienzo a freelancear de Host en redacción. Después me llaman para panelista en la TV pública. Hasta que finalmente pasé a Cenital como Social Media Manager. De esta forma podría resumir esos seis años de laburo bastante movidos. Siempre fui cambiando según mis desafíos personales. Cuando ya no tenía más nada para dar en un laburo me iba. Muy millennials dirían mis padres.

¿Qué tan importante es para los medios saber adaptarse a las nuevas plataformas de comunicación como Instagram, TikTok, Twitter o Twitch?

—El desafío es tratar de ser una cuenta atractiva en un lugar donde el medio no fue invitado, ¿no? Los medios nunca fueron invitados a ninguna red social porque las redes sociales nacieron sin los medios. Cuando se creó Facebook, Instagram o ahora el boom de TikTok fue “hashtag” la gente hacia esos lugares. Por lo cual, estas redes se crearon sin los Medios; las audiencias eran las personas, por algo son redes sociales. Estaban ligadas más al componente humano y no tanto hacia las instituciones, como un ministerio, entidad pública o un Medio. Entonces, el desafío que tiene un Medio es entender eso: no fue invitado al baile y por lo tanto tiene que hablar en los códigos que manejan esas redes sociales.

"Es posible que los medios desembarquen en TikTok, pero lo que veo difícil es que los medios logren hacer un contenido informativo interesante".

¿Qué desafíos tiene que enfrentar un medio al abrirse una cuenta en una de las nuevas redes sociales emergentes que existen, como es el caso de TikTok? ¿Creés que es un nicho que los Medios de Comunicación pueden conquistar?

—En principio, es experimentar y ver. Después hacer un análisis cuantitativo y cualitativo que es al final lo que va a determinar todo. Creo que es posible que los medios desembarquen en TikTok, pero lo que veo difícil es que los medios logren hacer un contenido informativo interesante. La audiencia de TikTok es muy superficial. Es más de challenges, de subir contenido que haga reír y de distraer a la audiencia un poco de la realidad. Y como la realidad no está siendo muy optimista, no sé qué tan atractivo puede ser para la audiencia joven -que, repito, fue a distraerse a una red social- consumir contenido ligado a la realidad. Por lo que el desafío para un Medio es ver cómo vender la información en TikTok. El desafío para vender la información de una forma atractiva. Ciertamente el desafío es enorme, ¿no?