Corea del Norte reconoce primer brote de COVID-19

Primer brote de misiles norcoreanos
Kim Jong-un, «líder supremo» de Corea del Norte | Foto: CNN

Corea del Norte reconoció el jueves su primer brote de COVID-19 desde que comenzó la pandemia y declaró una «gran emergencia nacional» cuando el líder Kim Jong Un ordenó cierres en todo el país.

La nación empobrecida y con armas nucleares hasta ahora no ha admitido ningún caso de coronavirus e impuso un estricto bloqueo exterior desde principios de 2020 que ha hundido su economía y comercio.

Pero las muestras tomadas de varios pacientes enfermos que padecían fiebre en Pyongyang el domingo eran «compatibles» con la variante omicron altamente contagiosa del coronavirus, dijo la agencia oficial de noticias KCNA.

Ante esto, el líder norcoreano Kim convocó una reunión de emergencia de su buró político y anunció el despliegue de un sistema de control de virus de «máxima emergencia» para «eliminar la raíz lo antes posible».

Kim “pidió a todas las ciudades y pueblos del país que cierren cuidadosamente sus áreas”, dijo KCNA. Las fábricas, los negocios y los hogares deben cerrarse y reorganizarse para «bloquear perfectamente la propagación del virus malicioso», agregó.

Según la agencia, Kim «aseguró que debido al alto nivel de conciencia política entre la gente… superaremos la emergencia de manera segura y triunfaremos con el plan de cuarentena de emergencia».

La cantidad de infecciones detectadas por Corea del Norte no estaba clara y la comunicación era opaca.

«Para que Pyongyang admita públicamente los casos de omicron, la situación de salud pública debe ser terrible», dijo el profesor Leif-Eric Easley de la Universidad Ewha en Seúl.

«Es probable que Pyongyang se ciña a los confinamientos, aunque el fracaso de la estrategia de cero covid de China sugiere que este enfoque no funciona con la variante omicron», añadió.

El periodismo independiente necesita el apoyo de sus lectores para seguir adelante y asegurarse de que las noticias incómodas que no quieren que lea permanezcan a su alcance. ¡Hoy, con su apoyo, seguiremos trabajando duro por el periodismo sin censura!
Fito Saenz Olvera