Defensa de enfermera de Chávez pide libertad bajo fianza

enfermera chávez

La defensa de la extesorera nacional de Venezuela Claudia Patricia Díaz Guillén, extraditada de España a Estados Unidos, pidió este lunes a la justicia que le conceda la libertad bajo fianza porque, dijo, «no hay riesgo de fuga», ya que ella no tiene dinero y no puede regresar a Venezuela sin peligro para su vida.

En el primer documento presentado por la defensa luego de que Díaz Guillén llegara a Estados Unidos para enfrentar cargos por lavado de dinero en relación con una supuesta trama millonaria de corrupción en la Venezuela de Hugo Chávez, la abogada Marissel Descalzo señala que el imputado tiene nacionalidad española, es un esposa, madre de dos hijos y «mujer de fe».

Díaz Guillén fue tesorera nacional de 2011 a 2013 y antes de eso formó parte del equipo médico del fallecido presidente Hugo Chávez, mientras que su esposo, Adrián José Velásquez Figueroa, también en espera de extradición, era el jefe de seguridad del presidente.

La llamada «enfermera» y «guardaespaldas» de Chávez se radicó en España en 2016 y tiene dos hijos menores, según el documento.

Descalzo asegura en la petición a la que tuvo acceso Efe que «no hay riesgo de fuga», al contrario de lo que dijo la fiscalía durante la primera cita judicial el pasado viernes, un día después de la llegada de Díaz Guillén a Florida.

No hay dinero para huir

Entre las razones, la abogada señala que ni Díaz Guillén ni su esposo tienen “suficientes bienes” ni dentro ni fuera de Estados Unidos para pagar una fuga y que no pueden regresar a Venezuela.

Regresar a su país natal sería “el equivalente a poner en peligro la propia vida ya que (…) fueron expulsados ​​de Venezuela por la policía secreta en 2013”, afirma el abogado, quien responde así al Ministerio Público que, entre los motivos para pedir que lo mantuvieran en prisión, mencionó su estrecho vínculo con el régimen venezolano.

Descalzo también respalda su afirmación de que Díaz Guillén estuvo detenido bajo fianza durante todo el proceso de extradición en España y no escapó, y argumenta que existe un precedente jurisprudencial para conceder este beneficio en procesos penales contra imputados extranjeros.

Díaz Guillén tiene programada su segunda comparecencia mañana martes en una corte federal en West Palm Beach, a unas 100 millas al norte de Miami, sur de Florida, donde su caso está pendiente.

Además de señalar que la mujer extraditada tiene varios amigos y al menos un familiar en el sur de la Florida, el abogado de Miami asegura que su cliente «no tiene antecedentes penales en ninguna parte del mundo y que los cargos en su contra son todos de carácter no penal». «. violenta y no hay denuncias de daños económicos a ninguna persona en particular.

Díaz Guillén está acusado de «conspiración para cometer lavado de dinero» y «lavado de dinero» en un caso en el que también está acusado Raúl Gorrín Belisario, dueño y presidente del canal venezolano Globovisión.

La tierra por la que se reclama

Según la fiscalía, Gorrín pagó millones de dólares en sobornos a dos extesoreros nacionales de Venezuela, Alejandro Andrade Cedeño y Claudia Díaz Guillén.

También pagó a Velásquez, en beneficio de Díaz Guillén, para asegurar los derechos de comercio de divisas a tasas favorables.

Gorrín, señala la acusación, «transfirió dinero electrónicamente en beneficio de Andrade y Díaz, incluido dinero para aviones privados, yates, casas, caballos campeones, relojes de alta gama y una línea de moda».

El empresario mediático venezolano fue acusado formalmente en agosto de 2018 de complicidad en “conspiración para lavar dinero” y “lavado de dinero”.

Díaz Guillén y Velásquez se encuentran bajo sanciones económicas desde enero de 2019 por parte de una agencia del Tesoro de Estados Unidos por su presunta participación en la red de corrupción que ha recaudado más de $2.400 millones con el uso ilícito del sistema cambiario venezolano. .

El periodismo independiente necesita el apoyo de sus lectores para seguir adelante y asegurarse de que las noticias incómodas que no quieren que lea permanezcan a su alcance. ¡Hoy, con su apoyo, seguiremos trabajando duro por un periodismo libre de censura!
Fito Saenz Olvera