Desmantelaron una caravana de casi 7.000 personas que se dirigía a la frontera con Estados Unidos.

(CNN)– Una caravana de cerca de 7.000 integrantes que partía de la ciudad sureña de Tapachula, México, ha sido dispersada, según un comunicado difundido este sábado por el Instituto Nacional de Migración (INM) de México.

Los migrantes, que viajaban a la Ciudad de México, recibieron un documento migratorio que acreditaba su permanencia legal en México, según el INM.

La autoridad migratoria mexicana conversó con voceros de la caravana y representantes de Centroamérica, Venezuela, Haití y otros países.

El INM dijo que “gracias a los acuerdos alcanzados a través de nuestras conversaciones, se evita que las personas migrantes sean víctimas de delincuentes que se dedican a la trata de personas o de traficantes que exponen a las personas migrantes a condiciones peligrosas”.

Una fuente de ACNUR le dijo a CNNE el viernes que la caravana de migrantes en México que se dirige a la frontera con Estados Unidos se ha dividido en grupos y ahora cuenta con entre 2300 y 3000 personas.

Migrantes parte de una caravana que se dirige a Estados Unidos, caminan de Huixtla a Escuintla, estado de Chiapas, México, el 9 de junio de 2022. Credit: PEDRO PARDO/AFP vía Getty Images

Muchos migrantes vienen de Venezuela, y muchos de ellos son familias con niños. Hay al menos tres grupos diferentes distribuidos entre los pueblos de Huixtla, Mapastepec y Escuintla en el estado mexicano de Chiapas. Muchos de ellos aún esperan tramitar documentos migratorios para continuar su viaje a Estados Unidos.

A principios de esta semana, Human Rights Watch (HRW) publicó un informe el 6 de junio que indica que los migrantes y solicitantes de asilo que ingresan a México a través de su frontera sur se enfrentan a abusos y luchan por obtener protección o estatus legal.

Así será el operativo contra el tráfico de migrantes en Estados Unidos. 1:19

La mayoría de los migrantes y solicitantes de asilo dijeron que no intentaron buscar protección en un puesto fronterizo oficial por temor a que los funcionarios del INM los deportaran, según el informe de HRW.

Algunos migrantes y solicitantes de asilo dijeron a HRW que “buscaron protección en la frontera y fueron rechazados por agentes del INM o agentes de seguridad. Muchos dijeron que los funcionarios del INM los disuadieron de solicitar la condición de refugiados en México y los presionaron para que aceptaran retornos voluntarios a su país. »

Hildelita Carrera Cedillo
Hildelita Carrera Cedillo