Dos niñas venezolanas mueren en Colombia al caer una piedra sobre su casa

Dos jóvenes venezolanas mueren en Colombia al caer una piedra sobre su casa.

Dos niñas, de 11 y 13 años, murieron mientras dormían, luego de que una enorme roca cayera sobre su casa en la comunidad colombiana Mesitas de San Javier, en Piedecuesta, Santander.

La primera en morir fue Steffany Altuve, la hermana mayor. Murió inmediatamente por el impacto. Aylin Alondra Altuve, de tan solo 11 años, falleció en el Hospital Colombia Internacional.

Niñas venezolanas mueren en Colombia

Según medios colombianos caracol rayo, el informe médico decía que la pequeña tenía muerte cerebral y posteriormente falleció. “El parte médico indicaba muerte encefálica, pero lamentablemente nos informaron del fallecimiento de la menor. Lamentamos mucho esta situación que se ha presentado y que hoy enluta a todos los piedecuestas”, expresó William Niño, Coordinador de Gestión de Riesgos de Piedecuesta.

El drama sucedió mientras las dos hermanas, sus padres y otra hermana menor de 9 años descansaban en casa.

Autoridades brindarán asistencia a familiares de víctimas

Asimismo, la alcaldía de Piedecuesta expresó sus condolencias e indicó que brindará la asistencia necesaria a los familiares de las niñas venezolanas. A través de la Oficina de Medio Ambiente y Gestión de Riesgos, brindaron todo su apoyo. Asimismo, William Niño, titular de la Oficina de Medio Ambiente y Gestión de Riesgos de esta ciudad, lamentó el fallecimiento de las víctimas.

También dijo que ofrecerá servicios funerarios, así como apoyo psicosocial para la familia y subsidios de vivienda para realojarlos, según informes de prensa. La tercera voz.

El mensaje de Niño expresó que “la administración municipal encabezada por el alcalde, Dr. Mario José Carvajal Jaimes, expresa sus más sinceras condolencias a la familia Altive Fernández; y ofrece actuaciones y ayudas integrales como servicios funerarios para estos menores. De igual forma, la entrega de determinadas ayudas habitacionales para que puedan reubicarse en otro sector y de igual forma, el apoyo psicosocial a la familia en estos momentos tan difíciles y tristes.

El periodismo independiente necesita el apoyo de sus lectores para seguir adelante y asegurarse de que las noticias incómodas que no quieren que lea permanezcan a su alcance. ¡Hoy, con su apoyo, seguiremos trabajando duro por un periodismo libre de censura!

Hildelita Carrera Cedillo
Hildelita Carrera Cedillo