visa cubana
Foto cortesía

El Consulado de Estados Unidos en Cuba comenzará a emitir visas de manera limitada y escalonada, luego de permanecer cerrado por más de cuatro años debido al retiro de la mayor parte del personal diplomático en La Habana, aliviando un poco el dolor de cabeza que representa este trámite para los cubanos.

“Nos complace mucho poder anunciar que la Embajada de Estados Unidos en La Habana comenzará la reanudación limitada de ciertos servicios de visa de emigrante, como parte de una expansión gradual” de sus funciones, dijo Timothy Zúñiga-Brown, encargado de negocios. jueves desde la embajada, sin dar una fecha precisa.

La delegación redujo su personal al mínimo en septiembre de 2017, cuando la administración del republicano Donald Trump citó incidentes de salud misteriosos, denominados ataques sónicos, que golpearon a sus diplomáticos en 2016 y 2017 y luego se informaron en otras embajadas de todo el mundo.

El cierre del consulado fue un duro golpe para los cubanos que se vieron obligados a viajar a un tercer país, como Colombia y Guyana, para solicitar el documento.

Zúñiga-Brown explicó que, en principio, el consulado en Cuba solo programará citas de visa de inmigrante para personas que hayan presentado su documentación completa, pero solo durante el período de transición «el principal lugar de procesamiento de solicitantes» de visas será Georgetown, guyanés.

En las calles de La Habana, la gente esperaba la noticia.

La interrupción de los servicios consulares “afectó económicamente a muchas personas porque la visa se obtuvo allá en Guyana”, dijo Nélida Bartolón, trabajadora económica de 48 años.

“Es mejor que saliera acá, los cubanos no tienen que gastar tanto dinero para sacar la visa”, pondera esta cubana, estimando que el 98% de sus compatriotas están interesados ​​en el anuncio.

«Mariel Silencioso»

La isla enfrenta su peor crisis económica en casi 30 años debido a los efectos de la pandemia y las sanciones estadounidenses. Un gran número de cubanos buscan emigrar, particularmente por Centroamérica, para llegar a la frontera americana.

Para el politólogo cubano Rafael Hernández, la interrupción deliberada del acuerdo migratorio con Cuba, que prevé 20.000 visas anuales para cubanos, ha provocado «una especie de Mariel silencioso» en cuatro años, dijo, en referencia al puerto desde donde partieron. salido. para los Estados Unidos en 1980. unas 125.000 personas.

El número de cubanos indocumentados en Estados Unidos ha aumentado de 21 000 en 2019 a 40 000 en 2020, dijo el politólogo.

Con la llegada de Trump a la Casa Blanca en enero de 2017, las relaciones diplomáticas entre Cuba y Estados Unidos se enfriaron, tras el auge obtenido con su antecesor Barack Obama, quien en 2015 restableció lazos rotos desde 1961.

El gobierno cubano esperaba que con la llegada de Joe Biden en 2021 las cosas mejoraran. Este no era el caso.

«Ningún gesto de mejora»

La apertura del consulado “no tiene nada que ver con la continuidad de la política de Obama, simplemente revierte las barbaridades cometidas por Trump que han afectado a los cubanos residentes en Estados Unidos”, subraya Hernández.

Por su parte, Michael Shifter, presidente del centro de análisis del diálogo interamericano, coincide en que sería un error ver ahí el inicio de una apertura significativa hacia la isla.

Es un movimiento apoyado por republicanos y demócratas que no tiene costo político para la administración de Biden, dice.

Washington continúa criticando a La Habana por el encarcelamiento de manifestantes de las manifestaciones que estallaron en la isla el 11 de julio con el grito de Tenemos hambre y Libertad, dejando un muerto, decenas de heridos y 1.377 detenidos, según la ONG de defensa de los derechos humanos. Derechos Cubalex.

“No es un gesto de mejorar las relaciones”, según Shifter, quien considera difícil imaginar más cambios en el gobierno (estadounidense) hacia Cuba ante la posibilidad de que los demócratas pierdan el control de las dos cámaras del Congreso en las elecciones de medio término de noviembre. . .

Hernández lamenta que Washington se comporte como si nada y ya no menciona los ataques sónicos. “No están rectificando nada, ni están reconociendo que cometieron algún tipo de acción que violó no solo el acuerdo migratorio, sino también los intereses de los cubanos”, dijo.

“La seguridad de nuestro personal es extremadamente importante”, dijo un alto funcionario de la embajada, refiriéndose a los empleados que regresan a la isla.

La inteligencia estadounidense señaló en enero que de los cientos de casos reportados como ataques sónicos, que acuñaron el nombre de síndrome de La Habana, unos 20 no tenían explicación médica o ambiental convencional.

Investigadores de la Academia de Ciencias de Cuba han negado que haya evidencia de ataques.

El periodismo independiente necesita el apoyo de sus lectores para seguir adelante y asegurarse de que las noticias incómodas que no quieren que lea permanezcan a su alcance. ¡Hoy, con su apoyo, seguiremos trabajando duro por un periodismo libre de censura!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.