(CNN Español) — La investigación por la muerte de Diego Armando Maradona avanzó esta semana con las tres primeras audiencias indagatorias. En mayo, el equipo de fiscales de San Isidro que lleva el caso acusó a siete de los profesionales que ayudaron al astro del fútbol en sus últimas semanas de vida del presunto delito de “homicidio simple con dolo eventual”, según un documento de archivo visto por CNN. . Los siete acusados ​​también tienen prohibido salir del país.

Este viernes al mediodía, Mariano Ariel Perroni, supervisor y coordinador de las enfermeras de Maradona, compareció a declarar ante la fiscalía durante una audiencia de investigación. El pasado lunes y miércoles, la Fiscalía también tomó declaración a Ricardo Omar Almirón y Dahiana Gisela Madrid. Las dos son las enfermeras que vinieron a ver a Ten durante los días de semana.

Los tres consultados corroboraron ante los fiscales que el control sobre el estado de salud del astro del fútbol era escaso y en ocasiones nulo; que uno de ellos solicitó acceso a elementos para controlar el funcionamiento de su corazón, pero que dichos instrumentos de reanimación y asistencia nunca llegaron; y que en algunos casos no se pudo corroborar que tomase su medicación, confirmaron a CNN tres fuentes con acceso directo al caso.

Maradona se hospedó en una casa de un sector privado de la ciudad de Tigre, donde se mudó a principios de noviembre de 2020 con un grupo de familiares luego de ser operado de un hematoma subdural en el cráneo. En dicho inmueble falleció el 25 de noviembre tras sufrir un edema agudo de pulmón a consecuencia de una patología cardiaca, según el informe de la autopsia y la comisión médica.

Una imagen de cartón de Diego Maradona se sostiene durante una protesta que exige una investigación y justicia tras la muerte de Diego Maradona el 10 de marzo de 2021 en Buenos Aires, Argentina. Crédito: Marcos Brindici/Getty Images

Durante las últimas tres semanas, las instrucciones médicas y las decisiones profesionales con respecto a su condición han sido fundamentales para su resultado, dijeron en un documento los fiscales Laura Capra, Patricio Ferrari Cosme Iribarren y el fiscal general John Broyad, quienes presentaron los cargos. contra el acusado.

Ante los fiscales, el coordinador Perroni declaró que su función se limitaba a organizar las rotaciones de los enfermeros y no a realizar «acciones médicas». Aseguró que solo controla los ingresos y egresos del personal de la casa, pero que nunca entra a la casa. “Todo informe que recibí de las enfermeras fue remitido a (Doctora Nancy) Forlini”, coordinadora, a su vez, del equipo. CNN ha intentado contactar a los abogados de Forlini, pero hasta ahora no ha podido encontrar la defensa.

El médico tiene cita este lunes 21 de junio para su propia audiencia de investigación ante la fiscalía. Perroni, al igual que Almirón, apuntó a la supuesta injerencia de la psiquiatra Agustina Cosachov en la toma de decisiones con Forlini. El abogado de Cosachov no respondió a las preguntas de CNN. El psiquiatra debe declarar como acusado el próximo viernes. Durante manifestaciones públicas, su abogado negó los cargos contra su cliente.

El neurocirujano Leopoldo Luque, al que los fiscales se refieren como el «médico de familia» de Maradona, será el último de los imputados en declarar. Está previsto para el lunes 28 de junio. Luque ha afirmado en reiteradas ocasiones y en entrevistas que no es el médico de familia de Maradona y ha negado los cargos en su contra.

«Las instrucciones no las di yo (a las enfermeras)», dijo Perroni. Cada enfermera es responsable. Es el médico quien indica lo que deben hacer”, dijo a los fiscales. También argumentó que la única información que se suponía que él y las enfermeras debían tener era que el paciente iba a recibir un ‘tratamiento posquirúrgico’ con adicción al alcohol y medicamentos autoadministrados que necesitaban ser controlados.

Perroni describió los últimos días de Maradona. “El fin de semana anterior al fallecimiento, con base en información del (grupo) de WhatsApp del (equipo médico), informaron su estado de deterioro y su negativa a tomar alimentos, líquidos y visitas”, dijo el coordinador.

Crédito: Marcos Brindici/Getty Images

enfermedad del corazón

El coordinador aclaró otro punto central en la imputación de profesionales. Maradona sufría de una afección cardíaca que finalmente causó su muerte, según el informe de la autopsia en el archivo, según informó CNN. Sin embargo, la estrella no estaba recibiendo medicamentos para el corazón y solo le recetaron psicotrópicos para tratar su adicción, y los fiscales se preguntan por qué nadie del equipo lo llamó.

“Nunca recibí otra indicación médica que no fuera la provisión de psicotrópicos, informar horarios y comunicar en necesidad alcohólica, si el paciente pedía alcohol o no”, dijo Perroni. “A pedido de los médicos tratantes, las obligaciones específicas eran que los medicamentos fueran entregados a tiempo. No lo invadan, no lo molesten ni lo exciten”, agregó frente a los fiscales.

Perroni dijo que tampoco recibió “epicrisis ni historial médico sobre ningún tipo de condición médica preexistente del paciente”, según la transcripción de su declaración vista por CNN. «Recién después de su muerte descubrí que Maradona padecía una enfermedad cardíaca», agregó. El enfermero Almirón dijo el lunes pasado que alertó a su supervisor y parte del equipo que Maradona padecía taquicardia casi todo el tiempo. Cuando los fiscales cuestionaron a Perroni sobre la advertencia, el coordinador reconoció que estaba al tanto de la situación porque se informó «en el grupo de WhatsApp donde estaban los médicos que debían actuar».

Perroni también reconoció que Almirón informó al equipo a través de WhatsApp que Maradona padecía «edemas en miembros inferiores», síntoma que
puede estar relacionado con problemas cardíacos, y que la indicación médica fue “elevación de extremidades”. Al ser consultado por la fiscalía si se había percatado de la posibilidad de que el paciente pudiera tener un edema agudo de pulmón, el coordinador respondió: “No he recibido ninguna información de esa naturaleza”.

10M, jornada de protestas para Diego Maradona 1:09

Comodidades

El lunes, el enfermero Almirón también aseguró a los fiscales que exigió la entrega de equipos para monitorear el corazón de Ten y no recibió respuesta. Perroni confirmó este viernes, según la transcripción de su declaración: “No había ningún dispositivo. Sé que no había ninguno». Luego, los fiscales preguntaron si el coordinador consideraba necesario instalar un monitor de monitoreo cardíaco en la casa. «Con enfermedades del corazón, si es necesario», respondió, pero advirtió que supuestamente desconocía el estado de Maradona.

Perroni explicó luego a los fiscales que el protocolo de enfermería en una hospitalización domiciliaria implica que las enfermeras realicen «controles de signos vitales» del paciente y, en su defecto, «observación visual del patrón de respiración del paciente, como mínimo».

La enfermera Madrid dijo este miércoles a la Fiscalía que ni siquiera podía administrarle el fármaco a Maradona, ya que el paciente se había negado a recibirlo en los últimos días y que tenía que entregar el fármaco a sus familiares que compartían la casa de Tigre con el astro. han confirmado dos fuentes con acceso directo al comunicado del Madrid. “Solo teníamos las drogas. Nada más. Había que hacer lo que el paciente quería, si el paciente se permitía tomar el control”, dijo en su investigación, según la agencia Télam.

Al final de su turno, la enfermera debe «caminar a los pies de la cama del paciente, verificar la higiene e informar los cambios relevantes a ambas enfermeras juntas y verificar si hay signos», dijo Perroni. Este punto del protocolo habría fallado, admitió este lunes Almirón.

Almirón trabajaba como enfermero nocturno y fue el último del equipo en revisar los signos vitales de Maradona, entre las 21:00 y las 22:00 horas del 24 de noviembre de 2020, según su declaración, precisaron las mismas fuentes. Fue la última persona que vio con vida a Maradona, alrededor de las 6:30 horas del 25 de noviembre, justo antes de salir de su turno, dijo este lunes el imputado, según tres fuentes con acceso directo al expediente.

La enfermera dijo a los fiscales que a esa hora de la mañana observó a Diez desde la puerta de la recámara donde dormía Maradona, pero dijo que no lo controló, sino que lo vio dormido y se fue, según confirmaron tres fuentes del expediente. Según lo determinado por la junta médica y los fiscales en su acusación, Maradona sufrió un período de agonía que duró aproximadamente 12 horas, entre la medianoche del 24 de noviembre y el mediodía del 25 de noviembre.

Crédito: Marcos Brindici/Getty Images

las discusiones

Además de realizar declaración indagatoria, los enfermeros Almirón y Madrid entregaron a la fiscalía las conversaciones que mantuvieron con otros miembros del equipo médico a través de la aplicación Whatsapp y en las que ha quedado registrada la asistencia diaria a Diez. Perroni, el coordinador, también se comprometió a transmitir los mismos mensajes a los fiscales.

En su escrito de imputación a los siete acusados, que los fiscales presentaron en mayo ante el juez Orlando Díaz, los investigadores sostuvieron que “habiéndose representado el resultado fatal ante el grave cuadro de salud que evidenciaba la víctima y que era conocido al menos por todos los profesionales de la salud nombrados (enfermedad renal crónica, enfermedad hepática preexistente -cirrosis dual-, insuficiencia cardíaca congestiva, deterioro neurológico crónico, adicción al alcohol y psicofármacos, probables enfermedades psiquiátricas sumado al cuadro de abstinencia alcohólica), ejecutaron acciones contrarias al arte de la salud».

De esta forma, agregaron, “no cumplieron con los actos específicos que cada uno debe realizar en torno a su función, agravando el estado de salud de Diego Armando Maradona, colocándolo en una situación de desamparo y abandono a su suerte, ya que le provocaron la muerte por Diego Armando Maradona el 25 de noviembre de 2020 a las 12:30 horas en este domicilio tras insuficiencia respiratoria y paro cardíaco.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.