(CNN Español) — Ana García de Hernández, esposa del expresidente hondureño Juan Orlando Hernández, publicó este lunes una carta en twitter que, asegura, escribió el expresidente de Honduras de “su puño y letra” y en el que reitera su inocencia. En la carta, el expresidente de Honduras dice que es “víctima de una venganza y una conspiración”.

La publicación llega el día en que se convoca al pleno de 15 magistrados de la Corte Suprema de Justicia para decidir el recurso de apelación interpuesto por la defensa de Hernández y definir si es extraditado a Estados Unidos o no.

En la carta abierta a la nación que el expresidente escribió este domingo, según su esposa, dice que lo que vive es “una amenaza de los cárteles, es una trampa orquestada para que ningún gobierno los vuelva a enfrentar” y agregó: “Solo espero que se haga justicia, que se respete la ley que nos asiste a los pueblos y naciones.

El expresidente enfrenta cargos de conspiración y distribución de drogas en Estados Unidos. Las autoridades allí solicitaron su extradición de Honduras en enero.

La defensa de Juan Orlando Hernández apela su extradición a Estados Unidos 2:24

El caso Juan Orlando Hernández ante los tribunales estadounidenses

En enero, Estados Unidos solicitó a Honduras la entrega de Hernández, quien enfrenta cargos por presuntos delitos relacionados con el narcotráfico. El expresidente, quien se encuentra detenido en la Dirección Nacional de Fuerzas Especiales de la Policía Nacional desde el 15 de febrero, se ha declarado inocente de todos los cargos en varias ocasiones. Insiste en que no es narcotraficante y asegura que durante sus ocho años en el poder participó en la lucha contra este flagelo junto a agencias estadounidenses.

La defensa del expresidente hondureño Juan Orlando Hernández interpuso la semana pasada un recurso de apelación ante la Corte Suprema de Justicia contra la sentencia que autoriza la extradición del exmandatario a Estados Unidos, confirmó La Puerta -vocero de la justicia, Melvin Duarte, a CNN.

Según el vocero judicial, la decisión que dicte el pleno de la Corte Suprema es definitiva y cualquiera que sea la resolución, será definitiva. Una vez que el Alto Tribunal se haya pronunciado, dijo Duarte, el juez natural a cargo del caso deberá cumplir con la decisión y expedir los documentos correspondientes a las partes para que se respete.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.