Guillermo del Toro apuesta por un Pinocho desobediente en su película

Guillermo del Toro
Foto: EFE/Francisco Guasco

El director mexicano Guillermo del Toro aseguró este viernes que optó por una versión rebelde y desobediente de Pinocho, en su nueva película animada sobre el clásico personaje, que se estrenará en diciembre de este año.

“Me interesó mucho el hecho de que no estaba a favor de las buenas costumbres y estructura de la mayoría de los ‘pinochos’, que si desobedeces es malo, este personaje apuesta que es bueno ser desobediente y no seguir órdenes, yo no No creo en esta transformación, creo que para ser quien eres, no tienes que traicionar tu naturaleza”, dijo en un chat virtual.

Del Toro, ganador del Oscar a mejor director en 2018 por su multipremiada película la forma del aguarealizó una videoconferencia en el marco del Festival Internacional de Cine en Guadalajara que culmina mañana en esta ciudad, capital del estado de Jalisco y del cual es fundador.

El director dio detalles sobre la película que se rodó en Estados Unidos y México. Aseguró que su nueva cinta “no puede ser más personal” y que se preocupa por abordar temas como el amor, la muerte y lo que significa ser humano.

“Lo que me importa es si me conmueve, si me hace reír, si me hace llorar, si lo entiendo. La película no podría ser más personal, obviamente tiene que ver con la vida, la muerte, el amor, (sobre) cómo es comportarse como un títere y cómo es comportarse como un ser humano”, dijo.

15 años para completar este proyecto

La película es un musical animado en stop motion, ambientado en la Italia de Mussolini, basado en la historia clásica de Carlo Collodi. Fue dirigida por Del Toro y el estadounidense Mark Gustafson.

Guillermo del Toro dijo que le tomó 15 años completar este proyecto, que es un regreso a sus orígenes en el cine, cuando hacía cortos de animación en plastilina en formato Super 8 con su amigo Rigoberto Mora.

La función involucró a 20 animadores y más de 60 decorados. Algunos de ellos radicados en Guadalajara, ciudad natal de Del Toro y donde fundó «El taller del Chucho», un espacio de producción para promover el talento local a través de proyectos internacionales de stop motion.

“Para nosotros es más complicado haber rodado en Guadalajara pero para mí valió la pena, porque el amor que le tengo a la animación no es algo pasajero, Super 8 fue mi primer amor y él defiende el origen de lo que yo creía que era el cine. y para mí fue un regreso muy largo, durante 14 años pensé en una idea que ya logré hacer”, dijo. Explica.

El Festival Internacional de Cine en Guadalajara continúa hasta este sábado con una amplia selección de 166 películas tanto en su competencia oficial como en programación paralela.

Casi un centenar de películas forman parte de la selección oficial en competencia en las categorías cortometrajes y largometrajes de ficción y documental en las dos secciones mexicana e iberoamericana, además de la programación de cine animado, diversidad sexual y una nueva sección de socio- películas ambientales.

El periodismo independiente necesita el apoyo de sus lectores para seguir adelante y asegurarse de que las noticias incómodas que no quieren que lea permanezcan a su alcance. ¡Hoy, con su apoyo, seguiremos trabajando duro por un periodismo libre de censura!
Hildelita Carrera Cedillo
Hildelita Carrera Cedillo