La muerte de la joven Karina Blanco, violada, asesinada y arrojada a un río, ha agudizado el enfado de los familiares de la menor y de las personas que la buscan desde hace horas. Después de encontrar al presunto asesino, confesó el crimen y luego fue golpeado y asesinado a puñaladas. Ocurrió en Cáchira, Norte de Santander, Colombia.

El hombre fue identificado como Alexander Carrillo, un migrante venezolano de 55 años, descubierto en una vereda de la colonia gracias a fotografías enviadas por el menor antes de su secuestro.

El coronel Carlos Martínez, comandante de la Policía de Norte de Santander, lamentó la muerte de la joven e informó que el presunto agresor había sido capturado, pero fue atacado con piedras y cuchillos por una turba mientras lo evacuaban de la comisaría.

“La familia y una multitud de este corregimiento van en busca de la persona que aparece en las fotografías, lo sacan de una finca y lo llevan al municipio para lincharlo”, declaró el coronel.

Aunque los uniformados detuvieron al hombre en la comisaría para su procesamiento, tuvieron que trasladarlo a un vehículo para evitar un motín en la unidad policial.

Karina Blanco fue violada, asesinada y su cuerpo arrojado a un río en Colombia
Karina Blanco fue violada, asesinada y su cuerpo arrojado a un río en Colombia

“La comunidad agrede a los oficiales y al sujeto con múltiples heridas, hasta que alguien cercano a la joven le provoca una herida mortal y posteriormente muere”, explicó el oficial.

Ni siquiera la presencia del alcalde de Cáchira y miembros de la Personería municipal aplacó la indignación y rabia de quienes decidieron tomarse la justicia por su mano.

“Rechazamos estos hechos de violencia, nos duele mucho lo que le pasó a esta niña que recién comenzaba a vivir”, dijo Karin Quintero, representante de esta comuna.

La joven Karina Blanco fue arrojada a un río

La alumna de undécimo grado se dirigía este martes a la escuela San Francisco de Asís en la colonia Barrio Nuevo de El Playón cuando notó que un hombre la seguía y decidió enviarle una foto a un familiar. A partir de ese momento se perdió el rastro del menor.

Al menos seis horas después, el cuerpo sin vida de Karina Blanco Durán, de 16 años, fue encontrado junto a un río, con aparentes signos de maltrato físico y múltiples heridas de arma blanca en el pecho y el cuello.

Las autoridades locales de Santander y Norte de Santander han anunciado que este miércoles habrá una marcha pacífica a las 10 horas y una vigilia en memoria de la menor.

El cuerpo de Karina Blanco fue trasladado a la sede de Medicina Legal en Bucaramanga para realizar la inspección técnica, luego será entregado a sus padres para realizar el sepelio.

El periodismo independiente necesita el apoyo de sus lectores para seguir adelante y asegurarse de que las noticias incómodas que no quieren que lea permanezcan a su alcance. ¡Hoy, con su apoyo, seguiremos trabajando duro por un periodismo libre de censura!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.