La mascarilla ya no es obligatoria en el transporte en Francia

máscara francesa
STEPHANE DE SAKUTIN / AFP

El uso de mascarilla dejó de ser obligatorio el lunes en el transporte en Francia, levantando la última gran restricción impuesta para luchar contra el covid-19.

Hasta ahora, el uso de mascarilla era obligatorio en los transportes públicos como el metro, autobuses, trenes, aviones y taxis.

La decisión, anunciada el pasado miércoles, confirma que la enfermedad ya no es una preocupación sanitaria y política, más de dos años después de la llegada de la pandemia a Europa.

En total, más de 147.000 personas han tenido covid-19 en Francia, país donde el 79,3% de la población se ha vacunado completamente.

Desde hace unas semanas, Francia registra un descenso de casos y hospitalizaciones vinculadas a la covid-19 tras una oleada de contagios en el invierno boreal.

En los últimos meses, el gobierno ya había tomado algunas medidas emblemáticas: el fin del uso de la mascarilla excepto en el transporte y el fin del pase sanitario, que implicaba tener que vacunarse para acceder a lugares como restaurantes o cines.

Sin embargo, algunos investigadores advierten contra un sentimiento de seguridad excesivo y recuerdan que si bien la epidemia está bajo control, aún no ha terminado por completo.

Así lo repitió el ministro de Sanidad, Olivier Véran, la semana pasada, al tiempo que seguía recomendando su uso. Si el contexto cambia, la máscara podría volver a ser obligatoria, señaló.

El periodismo independiente necesita el apoyo de sus lectores para seguir adelante y asegurarse de que las noticias incómodas que no quieren que lea permanezcan a su alcance. ¡Hoy, con su apoyo, seguiremos trabajando duro por un periodismo libre de censura!
Fito Saenz Olvera