Las autoridades estadounidenses han confirmado 12 casos de viruela del mono hasta el momento.

viruela del simio en los Estados Unidos
Imagen de referencia

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. han confirmado hasta ahora 12 casos de viruela del simio en el país, repartidos en ocho estados.

El primer caso conocido fue el de un hombre adulto de Massachusetts. El ciudadano había llegado recientemente a Canadá y fue confirmado por los CDC el 18 de mayo.

Posteriormente se confirmaron casos en Florida (dos), Colorado (dos), California (dos) y Utah (dos). Más uno en el estado de Washington, uno en Nueva York y otro en Virginia.

Los síntomas de la viruela del simio son similares a los de la viruela ahora erradicada: fiebre, dolor de cabeza, dolores musculares, dolor de espalda, escalofríos y agotamiento. Aunque son un poco más leves y a menudo vienen con glándulas inflamadas. Además de una erupción que se extiende desde la cara hacia otras partes del cuerpo, principalmente las manos y los pies.

los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades Afirmaron que “no está claro cómo una persona se expone a la viruela del simio. Pero entre los casos hay personas que se identifican como hombres teniendo sexo con otros hombres.

El CDC está trabajando actualmente con los funcionarios de salud estatales y locales para identificar a las personas que pueden haber estado en contacto con los 12 que dieron positivo en la prueba de viruela del mono.

La agencia de salud pública de EE. UU. ha instado a las personas con síntomas similares a la viruela del mono, para la que existe una vacuna, a que se comuniquen con los centros médicos.

Esta recomendación es especialmente para quienes han viajado en el último mes a zonas del mundo donde se han detectado casos. Si han estado cerca de alguien con viruela del simio o si son hombres que tienen sexo con hombres.

El periodismo independiente necesita el apoyo de sus lectores para seguir adelante y asegurarse de que las noticias incómodas que no quieren que lea permanezcan a su alcance. ¡Hoy, con su apoyo, seguiremos trabajando duro por un periodismo libre de censura!

Fito Saenz Olvera