(Cnn en español) — Este sábado, la empresa minera Esmeraldas Santa Rosa informó en un comunicado que un grupo de hombres fuertemente armados, al parecer con explosivos, irrumpieron en las instalaciones de la empresa, en el municipio de Maripí, en el occidente de Boyacá, Colombia, sometiendo a vigilantes y custodiando 50 menores secuestrados. Horas después, la empresa informó que los mineros habían sido liberados y estaban a salvo.

Con ayuda de las autoridades, tres delincuentes fueron capturados y se les incautaron armas. Según la empresa minera, todos los empleados fueron evacuados de las instalaciones y no hubo víctimas.

Camelia Granados Olivas