Líder del partido Unión y Progreso se disculpa por comentarios sobre terapia de conversión para personas LGBTIQ+

Terapias Malavé-Unión y

Mercedes Malavé, líder del partido Unión y Progreso, se disculpó este jueves con quienes se sintieron agredidas con sus comentarios en el programa Vladímir en el menúdonde dijo que es una generalización catalogar como método de tortura a todas las terapias de conversión, las cuales han sido prohibidas por países como Francia o Nueva Zelanda.

En su programa de los miércoles, el periodista Vladimir Villegas pidió la opinión de la dirigente sobre las denuncias que han surgido en contra de ciertas terapias de conversión seguidas por personas LGBTIQ+, consideradas tortura.

“He leído al respecto, aunque manifiesto mi ignorancia, de entrada, sobre estas materias. Hubo un tiempo en que los tratamientos psiquiátricos eran muy tortuosos, a la gente se le daba electricidad para resetear el cerebro, más o menos el periodo de entreguerras era así. Los tratamientos psiquiátricos eran muy dolorosos, hasta que luego llegaron psicólogos como Freud, Jung y otros y comenzaron a aplicar terapias donde el paciente se sentía más cómodo y hacían psicoanálisis, etc. Entonces decir que todos los psiquiatras o todas las terapias a las que van las personas con problemas de personalidad son malas y son una tortura me parece una generalización que no tiene sentido”, respondió.

Asimismo, resaltó que si hubo algún caso de tortura durante estas terapias, se debe llevar ante la fiscalía para que sea estudiado y se determinen los grados de responsabilidad del médico en la alteración de la psiquis de esta persona.

“Ahora, si hay otros que quieren ir porque les ayuda, pues no sé. O aplicar diferentes tratamientos. No comparto estas generalizaciones, me parece que son propaganda”, agregó.

Villegas también cuestiona a Malavé sobre la pedofilia dentro de la Iglesia: “Me parece terrible. La pedofilia es un problema mundial. En Chile y Holanda incluso hay intentos de legalizar partidos que defienden la pedofilia como un derecho sexual. Sería bueno preguntar a los colectivos LGBTIQ+ si van a poner una P en su bandera, después de sus siglas, porque hay quien dice que es legítimo tener estos impulsos o esta inclinación. Me parece terrible”, dijo.

Sin embargo, el líder publicó un mensaje en Gorjeo en el que pidió disculpas a quienes se sintieron ofendidos por sus declaraciones y señaló que durante la entrevista había mostrado su apoyo a las diferentes voces por un mundo sin discriminación.

“Reitero lo que también dije en esta entrevista: que sumo mi voz a las diversas voces por un mundo sin discriminación ni tortura de ningún tipo y con pleno respeto a la libertad de expresión”, escribió Malavé.

El periodismo independiente necesita el apoyo de sus lectores para seguir adelante y asegurarse de que las noticias incómodas que no quieren que lea permanezcan a su alcance. ¡Hoy, con su apoyo, seguiremos trabajando duro por el periodismo sin censura!

Fito Saenz Olvera