(CNN Español) — El presidente de Panamá, Laurentino Cortizo, finalizó este jueves su segundo año en el cargo, con un palacio legislativo acordonado por barreras protectoras y custodiado por policías debido a las protestas de varios sindicatos, estudiantes y docentes.

Las protestas se concentraron en las instalaciones de la Asamblea Nacional donde, además de instalar una nueva legislatura, Cortizo entregó su informe anual a la nación al término de su segundo año en el cargo.

Se identifican las decenas de manifestantes que se enfrentaron brevemente con unidades antidisturbios pidiendo trabajo y justicia a través de pancartas y consignas, en un momento de severa crisis económica por la pandemia del coronavirus y varios escándalos de corrupción sin resolver.

El presidente panameño Laurentino Cortizo durante su discurso en el Palacio Legislativo el 1 de julio. (Crédito: TVN)

Ante las demandas de un plan de salida de la crisis económica, Cortizo dijo en su discurso que su gobierno tenía cinco pilares de acción para reactivar la economía, en una combinación de salud, social y económica, siendo las vacunas contra el covid-19 el principal. herramienta.

“La vacunación (contra el covid-19) es la política pública más importante para la recuperación económica”, dijo el mandatario, quien agregó que espera que el próximo año se pueda estar libre de mascarillas en los espacios abiertos e indicó que en julio espera la llegada de un millón de dosis al país.

“Cuentas claras y transparentes”, dice el gobierno

En cuanto a las exigencias de justicia y transparencia, el Presidente aseguró que su gestión ha llevado cuentas claras y transparentes y que su gobierno no tolerará ningún acto de corrupción, reiterando su frase de que actuará “el que caiga”.

Manifestaciones frente al Palacio Legislativo durante el discurso del presidente Cortizo en Panamá. (Crédito: TVN)

No sólo opositores, sino individuos y representantes de la sociedad civil organizada calificaron el discurso de Cortizo de irreal, vacío e inexacto.

Olga De Obaldía, directora del capítulo panameño de Transparencia Internacional, dijo a CNN que “faltó sustancia real en lo que el país espera del presidente. Era una letanía de posibles buenas noticias con algunas inexactitudes y dudas que siembran mucho el contenido”.

Por su parte, Eduardo Quirós, presidente del grupo editorial El Siglo y La Estrella, dijo que “fue un mensaje que deja espacios abiertos sobre realidades muy específicas, sobre todo en materia de reactivación económica, y el discurso debió estar vinculado a la realidad, funcionamiento y ejecución de todos los funcionarios públicos”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.