(CNN Español) — El presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, dijo el jueves que a pesar de los muchos obstáculos que ha enfrentado el país en los últimos años, incluida la guerra en Ucrania y la pandemia de covid-19, «el país va por el camino correcto».

López Obrador presentó su cuarto informe de gobierno en la Ciudad de México, destacando los logros de su administración al entrar en la última mitad de su mandato.

“Aún con los graves problemas externos que hemos enfrentado, como la pandemia y la guerra de Ucrania que precipitó la crisis económica en el mundo, en nuestro país los datos indican que vamos mejorando”, dijo López Obrador, y agregó: “Nuestra economía se ha desplomado, pero hemos logrado volver a los niveles anteriores a Covid.

El Presidente indicó que dos factores ayudaron al país, “la estrategia de apoyo a la clase baja y las ventajas del T-MEC (…) el aumento de las remesas enviadas por nuestros compatriotas, mejoraron la situación económica de la población más pobre del país.

«Desde que adoptamos el peso, no se ha devaluado y ha estado en los tres primeros lugares a nivel mundial por su fortaleza frente al dólar».

El mandatario señaló que se han hecho inversiones en el sector energético y recordó la compra de la refinería Deer Park en Texas, “que ahora pertenece a la nación”.

¿Por qué quiere AMLO que la Guardia Nacional sea parte de Defensa? 1:15

AMLO, como suele llamarse, dijo que los datos oficiales muestran que su gobierno ha reducido el número de homicidios en un 2,82 %, «y en lo que va del año la caída se estima en un 10,4 %».

El comunicado contrasta con datos de organizaciones independientes como Artículo 19, que muestran que la violencia contra la prensa va en aumento en México, donde al menos 15 periodistas han sido asesinados en lo que va del año, la cifra más alta en más de 20 años. .

En su discurso, López Obrador acusó a los medios de ser «sensacionalistas» y de trabajar de la mano de políticos conservadores para desacreditar su gestión.

“México recupera su prestigio en el mundo; el estado ya no es el principal violador de los derechos humanos. (…) Estamos ganando la batalla contra el racismo, el clasismo y la discriminación. La libertad de expresión y el derecho a disentir están garantizados como nunca antes”, dijo López Obrador.