limón

Una de las frutas más consumidas y curativas por excelencia es el limón, que nos aporta vitaminas, elimina toxinas y es una potente fuente de fibra. Su versatilidad es tan grande que se puede utilizar para condimentar sopas, ensaladas, estar presente en platos como el ceviche o incluso en helados.

Hay decenas de artículos que le atribuyen infinitas propiedades, acercándolo muchas veces a algo casi mágico. También hablamos mucho de que el ayuno con agua de limón es un excelente aliado para adelgazar.

Aunque tiene aportes nutricionales muy grandes, no todo lo dicho es cierto. Hoy repasamos algunos mitos y verdades sobre esta fruta y sus beneficios para la salud.

verdades

– El Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación de España informa que el limón ayuda a producir colágeno y mejora la cicatrización y la función del sistema inmunológico. Aunque la mayor virtud de la fruta radica en la vitamina C.

– Un alto consumo de vitamina C (y por tanto de limón) previene enfermedades cardiovasculares, cataratas, formación de trombos. Además, la vitamina C del limón también tiene efectos antisépticos.

– Es fuente de fibra soluble, como la pectina, que ayuda a bajar el colesterol y controlar el azúcar en la sangre.

– También es rico en flavonoides, que tienen propiedades antiinflamatorias. Estos se pueden encontrar en su pulpa.

– Previene el estreñimiento. Según la Federación Española de Nutrición (FEN), su alto contenido en fibra ayuda a aumentar el peso y tamaño de las heces, haciéndolas más blandas y facilitando su evacuación.

mitos

– No te ayuda a adelgazar. Francisco García, especialista de la Fundación del Aparato Digestivo Español (FEAD), explica que no se ha demostrado que el jugo de limón adelgace; la única verdad concluyente es que al sustituir un buen desayuno por agua con limón, desestabilizas la dieta ideal.

Por su parte, Mónica Carreira, nutricionista de Advance Medical, menciona que si bien el agua de limón ayuda a prevenir la trombosis y mejora la función circulatoria, no brinda ningún beneficio en la pérdida de peso.

La única justificación médica para el agua de limón y la pérdida de peso con el estómago vacío es que solo bebes agua en lugar de cualquier otro alimento. Lo anterior obviamente hará que bajes de peso, pero solo por beber agua, no limón, y de hecho, podría llevar a enfermedades transmitidas por los alimentos como la desnutrición.

– No previene el cáncer. El Instituto de Investigación del Cáncer de Estados Unidos ha desmentido el mito del limón alcalino y su uso preventivo contra el cáncer.

– Tampoco tiene un fuerte poder antioxidante. En sí, y según afirma la Fundación Española para el Aparato Digestivo (FEAD), esta propiedad sólo se podría encontrar en su cáscara, no en el jugo.

– Aporta vitamina C, pero no en cantidad suficiente. Aunque el jugo de limón es rico en vitamina C, aportando 35 miligramos, un vaso no es ni la mitad de lo recomendado por la Organización Mundial de la Salud (OMS), que sugiere un consumo promedio de 90 miligramos al día en hombres y 75 en mujeres. La FEAD menciona que contiene cantidades menores de otras vitaminas y minerales, pero nada parecido a otras frutas o cítricos.

Demasiado limón podría causarte problemas

La desinformación sobre las propiedades del limón puede hacer pensar a muchas personas que su consumo debe ser continuo, casi excesivo, pero como cualquier alimento, debe disfrutarse con moderación.

Si se consume en grandes cantidades, debido a su acidez, el agua de limón puede agravar los casos de gastritis, agravar los problemas del esmalte dental y causar molestias en personas con úlceras gástricas. En definitiva, es importante consumirlo en la justa medida.

¿Sirves agua de limón con el estómago vacío?

El hecho de que el agua de limón se considere una opción saludable en una dieta de ayuno podría deberse a su bajo contenido calórico.

Un estudio del Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE. UU. menciona que el consumo de limón no afecta el ayuno, pero eso no quiere decir que aporte algo al mismo.

Otro estudio del Journal of Ayurveda and Integrative Medicine indica que beber jugo de limón es un método seguro para perder peso, pero solo se probó en voluntarios sanos sin obesidad, diabetes o condiciones similares.

Siempre que quieras saber un poco más sobre las propiedades de determinados alimentos, nunca está de más acudir a tu nutricionista de confianza, para comprobar o refutar las dietas y recetas “saludables” que están saltando por internet.

El periodismo independiente necesita el apoyo de sus lectores para seguir adelante y asegurarse de que las noticias incómodas que no quieren que lea permanezcan a su alcance. ¡Hoy, con su apoyo, seguiremos trabajando duro por el periodismo sin censura!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.