Nativos ecuatorianos niegan acusaciones de Lasso de financiar narcotráfico para su protesta

presidente de ecuador
El presidente de Ecuador, Guillermo Lasso. Foto: EFE/Javier López

La principal organización indígena de Ecuador negó este sábado que el narcotráfico financie su reciente protesta contra el Gobierno, como afirmó el presidente conservador Guillermo Lasso tras la desactivación de las protestas que califica de intento de golpe de Estado.

“Rechazamos las absurdas acusaciones de Guillermo Lasso sobre el financiamiento de la legítima protesta social”, declaró la Confederación de Nacionalidades Indígenas (Conaie) en un Liberar frente a las manifestaciones que terminaron el 30 de junio con un balance de seis muertos y más de 600 heridos, entre agentes y civiles.

“Acorralado por las cifras de rechazo a su liderazgo e incapacidad para gobernar, está haciendo acusaciones falsas e irresponsables, agravando la convulsión social y política que ha generado el propio gobierno”, agregó.

La Conaie protestó durante casi tres semanas contra el alto costo de la vida con bloqueos de carreteras en todo el país y marchas en varias ciudades como Quito, donde se movilizaron unos 10.000 manifestantes que protagonizaron enfrentamientos con la policía.

$15 millones de narcotraficantes

Lasso dijo esta semana al diario digital argentino Infobae que los aborígenes, el frente político liderado por el expresidente opositor Rafael Correa (2007-2017) y los narcotraficantes se unieron para “fabricar una protesta violenta con fines políticos para derrocar a un gobierno legalmente constituido”.

«Es una alianza con el Correísmo y en esa alianza participa un tercer actor, es el que financia las manifestaciones, que tendrán un costo de casi 15 millones de dólares por 18 días. Este actor es narcotraficante en Ecuador», declaró. .

El gobierno y la Conaie firmaron un «acto de paz» con la mediación de la Iglesia Católica, en el que Lasso, con un 17 % de aceptación, acordó bajar los precios de los combustibles más usados ​​en un máximo de 8 %.

El 1 de julio el galón de diésel pasó de 1,90 a 1,75 dólares y el de gasolina regular de 2,55 a 2,40 dólares.

El jueves se inició un proceso de negociación de 90 días entre las partes, durante el cual se analizarán una serie de demandas de la Conaie y otras organizaciones indígenas, que antes exigían reducciones de hasta un 21% en los combustibles.

Los nativos están pidiendo a Lasso, que tiene una tasa de aceptación del 17% pero tiene apoyo militar, subsidios de combustible más centralizados para la gente en el área rural.

Sabotaje

La Conaie a souligné samedi que «la grève nationale était soutenue dans la minga collective (travail communautaire) et la solidarité avec la production paysanne de la Côte, de la Sierra et de l’Amazonie» et d’autres secteurs tels que les universités et los ciudadanos.

Advirtió que «las actitudes maliciosas del señor Lasso arrojan dudas sobre el acta firmada» y argumentó que el ejecutivo está «saboteando» el proceso de negociación.

En medio de las protestas, Lasso, un exbanquero de derecha que asumió el cargo hace 13 meses, se salvó de un juicio político por parte del Congreso, donde una oposición mayoritaria pero dividida que lo culpó de la crisis política no pudo reunir los votos suficientes para acusarlo. .

La Unión por la Esperanza (Unes, izquierda), principal fuerza legislativa con 47 de los 137 escaños, ha impulsado el juicio político constitucional al líder. Este movimiento es similar al de Correa.

Lasso mantiene una guerra contra el narcotráfico, al que atribuye una ola de violencia dentro y fuera de las cárceles.

Los enfrentamientos entre bandas vinculadas a carteles extranjeros se han cobrado unas 400 vidas desde febrero de 2021 en las cárceles ecuatorianas, en algunas de las peores masacres carcelarias de América Latina.

El periodismo independiente necesita el apoyo de sus lectores para seguir adelante y asegurarse de que las noticias incómodas que no quieren que lea permanezcan a su alcance. ¡Hoy, con su apoyo, seguiremos trabajando duro por un periodismo libre de censura!

Fito Saenz Olvera