(CNN Español) — Las autoridades panameñas dijeron el miércoles que solicitaron formalmente a Estados Unidos la devolución del dinero resultante de los procesos judiciales abiertos en Nueva York contra dos de los hijos del expresidente Ricardo Martinelli, quienes se declararon culpables en un tribunal federal de concierto para lavar dinero en conexión con la trama internacional de corrupción vinculada a la empresa brasileña Odebrecht.

El Ministerio Público de Panamá indica en un comunicado de prensa que solicita al Departamento de Justicia de los Estados Unidos (DOJ), la “devolución a nuestro país del dinero de los delitos o cualquier suma equivalente a los bienes o productos del delito que han sido, o serán en el futuro incautados» a Ricardo Alberto Martinelli Linares y Luis Enrique Martinelli Linares en el territorio de los Estados Unidos.

CNN le ha pedido al Departamento de Justicia una respuesta a esta solicitud, pero hasta el momento no ha habido respuesta.

Según fiscales estadounidenses, los hermanos Martinelli admitieron haber «abierto cuentas bancarias secretas a nombre de empresas fachada en países extranjeros y en Estados Unidos, con el fin de ocultar más de $28 millones en sobornos de Odebrecht en beneficio de un familiar, un alto funcionario en Panamá».

Los acusados, cada uno de los cuales se declaró culpable de un cargo de conspiración para lavar dinero, serán sentenciados en mayo de 2022 en Nueva York. Podrían pasar hasta 20 años en prisión y ya acordaron pagar alrededor de $18.9 millones, según el Departamento de Justicia.

Ricardo Alberto y Luis Enrique son hijos de Ricardo Martinelli, quien gobernó Panamá entre 2009 y 2014, y quien aspira nuevamente a la presidencia en 2024. Los hermanos no trabajaron como funcionarios durante su gobierno y el expresidente no ha sido vinculado oficialmente. o imputado en Estados Unidos o su país por el caso Odebrecht.

Según el Ministerio Público de Panamá, los hermanos Martinelli Linares también tienen procesos judiciales en curso bajo investigación por su presunta participación en el complot de lavado de dinero que involucra a Odebrecht.

Carlos Carrillo, abogado de los acusados ​​en Panamá, le dijo a CNN el miércoles que no tenían comentarios en este momento sobre la declaración de la fiscalía.

Según documentos judiciales citados por el DOJ, Odebrecht pagó más de $700 millones en sobornos a numerosos funcionarios gubernamentales, funcionarios, partidos políticos y otros, tanto en Panamá como en el extranjero, para obtener y retener negocios para la empresa. .

En diciembre de 2016, Odebrecht “se declaró culpable en el Distrito Este de Nueva York de los cargos de conspiración para violar las disposiciones anticorrupción de la Ley de Prácticas Corruptas en el Extranjero (FCPA), por su participación en el esquema de soborno y lavado de dinero. , según las autoridades estadounidenses.

Elizabeth González contribuyó a este despacho.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.