(CNN Español) — La situación en el gobierno argentino sigue tensa desde la derrota electoral de 2021, mientras aumenta la inflación y el malestar social. La intención de renuncia de algunos ministros kirchneristas, las cartas críticas de la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner al presidente Alberto Fernández, un gabinete reformado, el refinanciamiento del préstamo del FMI, la incertidumbre de la alianza oficial y las protestas pusieron al gobierno en una predicamento que revela una división ajena a la imagen con la que la administración llegó al poder en 2019.

Así llegó el actual gobierno al ejecutivo

En una decisión que desconcertó a muchos y recibió elogios de otros, la expresidenta de Argentina (2007-2015) Cristina Fernández de Kirchner se negó a presentarse nuevamente como candidata en 2019, cuando el gobierno de Argentina, la era de Mauricio Macri (Juntos por el Cambio) estaba en serio. problema.

En su lugar, eligió a Alberto Fernández, un excolaborador —fue director de gabinete del gobierno de Néstor Kirchner (2003-2007) luego en el primer año del mandato de Cristina Fernández de Kirchner— que se ha convertido en los últimos años en crítico respecto de su gestión. , para que lidere la fórmula del Front de tous, en la que ella misma sería candidata a la vicepresidencia.

“Le pedí a Alberto Fernández que encabece la fórmula que integraremos juntos, él como candidato presidencial y yo como candidato a vicepresidente. Participar en las próximas elecciones primarias, abiertas, simultáneas y obligatorias”, dijo en un video publicado en las redes sociales.

La fórmula Fernández-Fernández triunfó en estas elecciones y la decisión del expresidente fue celebrada como un golpe maestro.

Casi tres años después, pocos se atreverían a describirlo así.

Descubra por qué los agricultores están protestando en Argentina 2:04

Golpeada por la pandemia del covid-19 y las restricciones impuestas para contenerla, que hundieron a una economía que ya estaba en recesión bajo la administración anterior, y bajo la constante presión del préstamo otorgado por el Fondo Monetario Internacional (FMI) al anterior Macri. gobierno, el presidente Alberto Fernández vio caer su popularidad día a día, mientras la inflación subía y la pobreza se mantenía alta.

Según datos del Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec), la pobreza se situó en el segundo semestre de 2021 en el 37,3% de la población, con un 7% de desempleo en el cuarto trimestre de 2021. Las cifras representan una mejora respecto a 2020, cuando más se sintieron los efectos de la pandemia de covid-19, pero siguen siendo elevados.

Pero la inflación, en cambio, siguió subiendo: en marzo fue del 6,7%, la más alta desde 2002.

En las elecciones intermedias de 2021, el gobierno argentino recibió un sobresalto en las urnas: una de las peores derrotas del peronismo que se recuerdan, y el renacer de la oposición unida en Juntos por el Cambio, que hasta entonces no se había enderezado. . de sus propios errores bajo el gobierno de Macri.

La derrota electoral exacerbó las diferencias entre Cristina Fernández de Kirchner, líder de izquierda que tenía buenas relaciones con Hugo Chávez, Rafael Correa y Luiz Inácio Lula da Silva, y Alberto Fernández, considerado una figura más moderada.

¿Qué está haciendo Argentina para frenar la inflación? 4:00

La tensión dentro del gobierno argentino

Un grupo de ministros leales a Fernández de Kirchner ofrecieron sus renuncias, que el presidente Fernández no aceptó, y el expresidente le envió un carta abierta criticar la gestión.

El gobierno intentó mantener la unidad reformando parcialmente el gabinete y reviviéndolo.

Pero cuando se llegó al acuerdo para refinanciar el préstamo del FMI -negociado entre el organismo y el ministro de Economía, Martín Guzmán- y evitar el default, el presidente del bloque Frente de Todos en la Cámara de Diputados Máximo Kirchner, hijo de Cristina Fernández de Kirchner, renunció a la presidencia y decidió que no apoyaría el acuerdo, fuertemente criticado por sectores de izquierda.

Una segunda carta de Cristina Fernández de Kirchner, muy crítica con el FMI, ya había escalado aún más las tensiones, y el gobierno de Alberto Fernández continúa ahora con poco apoyo de su propia coalición, y mientras crece la oposición: sus dos rivales naturales en Juntos por el Cambio, como figuras de derecha como el debutante Javier Milei, que sube en las encuestas.

En los últimos meses, con la inflación acelerándose aún más, el gobierno anunció su intención de introducir un impuesto a las «ganancias inesperadas» en medio de los impactos económicos de la guerra en Ucrania, incluido el aumento de los precios de los alimentos y el combustible, y el crecimiento agrícola del país. sectores organizaron una manifestación en la ciudad de Buenos Aires.

Aníbal Fernández contra la Corte por pronunciarse sobre el Poder Judicial 1:04

No fue la única protesta que afectó al gobierno: las protestas de los «piqueteros», que bloquearon calles de Buenos Aires y otras ciudades exigiendo ayuda social, se multiplicaron y, a principios de marzo, mientras se firmaba el acuerdo con el FMI debatido en el Congreso, hubo disturbios entre manifestantes y policías, y la oficina de Cristina Fernández de Kirchner fue apedreada.

Días después, el vicepresidente difundió un video que mostraba los daños y volvió a criticar al FMI: “Siempre ha actuado como promotor y vehículo de políticas que han causado pobreza y dolor al pueblo argentino”.

El camino hacia las elecciones de 2023

Las elecciones presidenciales en Argentina se realizarán en 2023 y en medio de este complejo escenario.

De acuerdo con lo establecido en el sistema político argentino, primero se realizarán las primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO), instancia obligatoria en la que los electores están llamados a elegir entre los precandidatos dentro de una misma fuerza, luego la se celebrarán elecciones generales. .

Aunque queda más de un año para este proceso, las actuales dificultades del gobierno y la apertura interna han generado una ola de especulaciones.

“Cada uno sabe lo que tiene que hacer y sabe qué intereses tiene que defender, por eso necesito que cada uno de ustedes esté convencido, y los que quieran que crean que en el 2023 estamos perdidos, ¡¡malditos estamos perdidos!!” Alberto Fernández dijo la semana pasada durante un mitin político en la localidad de José C. Paz, según la agencia estatal Télam.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.