Cabrera a
Foto: AFP

Miguel Cabrera no encuentra palabras para describir cómo se sintió cuando conectó su hit número 3000 este sábado en Comerica Park, casa de los Tigres de Detroit. Admite que está orgulloso de sus logros en la MLB, pero lo más importante para él, siempre, es seguir ayudando a su equipo a ganar.

“Anoche me preguntaron cómo me sentía con el jonrón 500 o el hit 3000, o el primer hit en la MLB. Dije que este sentimiento que tengo en este momento es indescriptible. Es algo que me llena de una gran emoción. Estoy orgulloso de lo que he hecho y quiero seguir haciendo cosas”, expresó el maracayero en un conferencia de prensa tras el partido contra los Rockies de Colorado, que quedó 0-13 a favor de Detroit.

El toletero, quien en el juego también venció al legendario Roberto Clemente con su hit 3,001, dijo que se emocionó al ver a un grupo de venezolanos entonar el himno nacional en el Comerica Park.

“Es emocionante ver a un país cantar tu himno nacional y ver a esa gente que salió a apoyarnos, siempre los llevas en el corazón”, expresó.

Cuando se le preguntó qué pensó cuando alcanzó el hit número 3000, dijo que le venían a la mente muchos recuerdos, como cuando llegó por primera vez a Detroit y vio a miles de personas en el estadio todas las noches. “Sé lo que significa el juego para los aficionados. Estaba feliz de verlos allí”, agregó.

El mánager de los Tigres, AJ Hinch, elogió a Cabrera y destacó su autenticidad y pasión por el balón. «Estoy orgulloso y feliz por él. Miggy intenta no ser el protagonista, pero es algo especial», dijo.

Con esta nueva marca, Cabrera ahora es parte de un grupo muy pequeño que incluye a Hank Aaron y Willie Mays: el de jugadores con 3,000 hits, 500 jonrones y un promedio de más de .300.

Y si conecta el doble que falla para los 600, empataría a Aaron como el único en superar los 500 jonrones, 3,000 hits, 600 dobles y terminar su carrera con un promedio de .300.

El periodismo independiente necesita el apoyo de sus lectores para seguir adelante y asegurarse de que las noticias incómodas que no quieren que lea permanezcan a su alcance. ¡Hoy, con su apoyo, seguiremos trabajando duro por un periodismo libre de censura!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.