LOUISVILLE, KENTUCKY – 7 DE MAYO: El jockey Sonny Leon reacciona después de que Rich Strike gana la carrera número 148 del Derby de Kentucky en Churchill Downs el 7 de mayo de 2022 en Louisville, Kentucky. Carmen Mandato/Getty Images/AFP (Foto de Carmen Mandato/GETTY IMAGES NORTH AMERICA/Getty Images vía AFP)

En una de las grandes sorpresas de los últimos años, el ejemplar Rich Strike, junto al jockey venezolano Sonny León, se impuso este sábado en la edición 148 del Derby de Kentucky, donde fue el último colocado en las apuestas.

Rich Strike se encontró por poco en la contienda el viernes, después de la eliminación de Ethereal Road, y estaba 80-1 en las apuestas, muy por detrás de los favoritos Epicenter (4-1), Taiba (5-1) y Messier (6-1).

León y el entrenador del caballo, Eric Reed, participaron por primera vez en esta icónica carrera en Churchill Downs (Louisville, Kentucky), donde este año las gradas se volvieron a llenar cuando se levantaron las restricciones por la pandemia del covid-19. .

“Estoy muy feliz, no saben lo emocionado que estoy”, dijo León.

«Fue mi primer Derby de Kentucky y lo logramos. Es un sueño hecho realidad», agregó.

Rich Strike permaneció en la parte trasera del pelotón principal durante la mayor parte de la carrera, pero logró hacerse un espacio en el interior y encontrar un camino despejado para un deslumbrante sprint final.

Cuando parecía que Zandon y Epicenter, junto con el jockey dominicano Joel Rosario, estaban luchando por la victoria en la recta final, Rich Strike los pasó por detrás y selló la victoria en los últimos pasos con un tiempo de 2:02.61.

Epicenter, entrenado por Steve Asmussen, terminó segundo, y Zandon, montado por el francés Flavien Prat y entrenado por Chad Brown, terminó tercero.

“Conozco a mi caballo y sabía que estaba listo para esta carrera. No sabía si debía ganar, pero cuando estábamos corriendo, hacia el final, sentí en mi corazón que era difícil», dijo León.

«Me quedé atrás y había mucho tráfico, pero nunca me desesperé, encontré un hueco y cuando llegué a los últimos 70 metros pensé que tenía esta carrera y que tenía que correr más que nunca», explicó.

La victoria de Rich Strike fue la mayor sorpresa de probabilidades desde 1913, cuando Donerail, 91-1, ganó esa carrera, la primera de tres que conforman la llamada Triple Corona de las carreras de caballos estadounidenses.

Sin restricciones pandémicas

El Derby de Kentucky se repitió este sábado en condiciones tradicionales, acogiendo a una veintena de participantes y público.

Unos 100.000 aficionados llenaron las gradas después de que solo se permitiera alcanzar el 60 por ciento de su capacidad el año pasado y se celebrara a puerta cerrada en 2020 debido a la pandemia de covid-19.

La carrera también se llevó a cabo a la sombra del escándalo del año pasado, cuando el ganador Medina Spirit fue luego descalificado por fallar una prueba de dopaje.

El caballo dio positivo por betametasona, un corticosteroide prohibido antes de una carrera, y murió repentinamente en diciembre mientras entrenaba en California.

Su entrenador, Bob Baffert, fue suspendido y expulsado de Churchill Downs durante dos años.

Era la tercera vez en la historia del Derby que un ganador era descalificado..

La Triple Corona se reanudará con el Preakness (Baltimore, Maryland) el 21 de mayo y finalizará con el Belmont Stakes (Nueva York) el 11 de junio.

El periodismo independiente necesita el apoyo de sus lectores para seguir adelante y asegurarse de que las noticias incómodas que no quieren que lea permanezcan a su alcance. ¡Hoy, con su apoyo, seguiremos trabajando duro por el periodismo sin censura!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.