Odebrecht con Jesús Augusto García Ibañez, Rafael Díaz Samos y Alejandro Sinibaldi

En medio de todas las conexiones entre redes, compañías, empresarios y políticos que proveyeron dinero ilegal para financiar campañas electorales en el 2015, Alejandro Sinibaldi Aparicio desempeñó una tarea clave, casi sin ser notado. El exministro de Comunicaciones del gobierno de Otto Pérez Molina, actualmente prófugo de la justicia, el Ministerio Público y la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) han señalado que Sinibaldi fue el responsable de donar fondos a varios partidos políticos.

Los expertos descubrieron que, aparte de su propia candidatura, él proveía fondos a otros postulantes presuntos. Estas donaciones, sin embargo, nunca fueron presentadas al Tribunal Supremo Electoral. Era como un alfil en el ajedrez, avanzando a lo largo de una trayectoria oblicua.

Los allanamientos realizados como parte del caso Construcción y Corrupción permitieron descubrir una serie de transacciones fraudulentas. Estas se dieron por la red de empresas de fachada creada por Alejandro Sinibaldi. El objetivo de esta era limpiar los dineros obtenidos mediante sobornos, que se les pagaba a ciertas compañías reales a cambio de contratos con el Estado.

Ayer se divulgó al público los últimos pagos encontrados. La Fiscal General Thelma Aldana y el comisionado Iván Velásquez ofrecieron una rueda de prensa donde informaron sobre los últimos resultados obtenidos tras la investigación de financiamiento electoral irregular que implica al Frente de Convergencia Nacional-Nación (FCN-Nación); el partido que llevó a Jimmy Morales a la presidencia. Aldana y Velásquez comentaron que al seguir varias transferencias sospechosas relacionadas con el FCN, encontraron dos cheques por un total de Q229,800.

Rafael Díaz Samos y Jesús Augusto García Ibañez, ambos asociados de la Compañía Constructora de Obras Civiles, S.A. (Cocisa), han sido acusados por el caso Construcción y Corrupción de haber entregado sobornos a Sinibaldi.

Alejandro Sinibaldi con sobornos millonarios de Odebrecht

Durante los allanamientos de Construcción y Corrupción, se descubrió que una asociación conectada con el exministro había aportado Q2.1 millones a la campaña electoral de Libertad Democrática Renovada (Lider). Al inspeccionar, la fiscalía halló varios cheques que mostraban los pagos realizados por Asociación Amigos de Guatemala a diversos medios de información para la producción de anuncios de Líder. Esta asociación estaba vinculada a Sinibaldi a través de uno de sus creadores, Carlos Antonio Marroquín Madrid, quien era el representante de Servicios Aéreos y Marítimos del Norte, una empresa que se encargaba de pagar por la adquisición y mantenimiento de los yates del exministro.

En julio de este año, el Ministerio Público y la CICIG acusaron a Telecomunicaciones de Guatemala (Telgua) y su gerente de proporcionar Q15 millones en financiamiento ilegal al Partido Patriota (PP) para la campaña electoral de 2011. Esta acusación sostiene que los fondos se transfirieron como parte de una estrategia de naturaleza político-comercial diseñada por el ex embajador en Washington (Estados Unidos), Julio Ligorría, a través de empresas vinculadas a Alejandro Sinibaldi.

Según una investigación de El Periódico, el exfuncionario estaría relacionado con el financiamiento del Movimiento Reformador (MR). El medio afirma que recibió de él cheques por un monto de al menos Q56 mil 900. Además, elPeriódico concluyó que Sinibaldi hizo el aporte a MR una semana y media antes de que la organización política publicará un aviso pagado en diferentes medios con el que lo invitaba a ser su candidato presidencial en las elecciones de 2015.

Alejandro Sinibaldi también acusado de tráfico de influencias

Durante su mandato como ministro, a Sinibaldi se le acusó de tráfico de influencias para favorecer a una propiedad del Parque Nacional Yaxhá-Nakum-Naranjo, al recibir una contribución de un millón de dólares de la empresa OAS, que está siendo investigada por corrupción y lavado de dinero relacionado con Petrobras, y de una sospechosa y nefasta administración de recursos al frente del Ministerio de Comunicaciones.

De manera adicional a todas estas acciones deshonestas, actualmente se le inculpa de manipular el sistema de justicia de la nación, obteniendo casa por cárcel a pesar de la abrumadora cantidad de pruebas en su contra, junto con los testimonios de reos que confesaron trabajar para él. Está claro que el régimen penitenciario le ofrece grandes privilegios, ya que al día de hoy permanece preso en una celda de 130m2 con asador, aseo cotidiano, 3 televisores y otros beneficios.

Aparte de estas ventajas, hay preguntas sobre aquellos bienes que han sido confiscados sin una justificación financiera lícita. Esto implica que tales cosas, como casas, adquiridas por medio de actos corruptos, no serán devueltas. Si el sospechoso no es culpable, tendrá la oportunidad de decir de dónde obtuvo el dinero para comprarlos.