Un chileno insultó a trabajadores venezolanos y luego se disculpó
capturas de video

un ciudadano chileno insultó y amenazó a dos trabajadores venezolanos de una tienda Oxxo ubicada en el municipio de Ñuñoa, Chile. En un video que se ha hecho viral en las redes sociales, el hombre exigía a los migrantes regresar al país mientras los insultaba por su nacionalidad.

La molestia del sujeto surgió porque no se le permitía el ingreso a las instalaciones con su mascota porque a él no se le permitía. «Mira, hijo de puta, culiao marica, la próxima vez que vengo con mi perro y te niegas a venderme, entonces Sacaré el caparazón de tu madre, ¿me escuchaste? ¿Me entiendes o no? ¿Me entiendes? – preguntó.

Ante los insultos, el venezolano que se presentó en la caja trató de ignorar: “Señores, váyanse. Estamos trabajando”. Pero el chileno insistió.

“No me hables así. Yo hablo y tu me escuchas. Te callas y te callas. ¿Ya? La próxima vez que venga con mi perro y digas que no me vas a cuidar, entonces te voy a quitar el caparazón de tu madre, venezolano culiao. ¿Me has oído? ¿Sí o no?”, dijo el hombre.

«Sí, sí», respondió el trabajador.

«Estás en mi país»

“No, pero mírame a los ojos. Mírame a los ojos, hijo de puta hijo de puta. Culiao bastardo, culiao depatriado. Estás en mi país y aquí reinamos nosotros, no tú. Regresa al caparazón de tu madre. Mírame a los ojos, hijo de puta”, continuó.

El venezolano reiteró su pedido de abandonar el recinto, y el hombre continuó:

“Si fueras un hombre, estaríamos fuera, pero no tienes huevos. Como eres venezolano, te gusta que te follen. Eres un caparazón de tu madre, hijo de puta (…) Lo que tienes que hacer es subirte a un avión y regresar a tu país”, dijo el sujeto.

Además, llamaron a los venezolanos «monos de mierda». «Deberían estar comiendo plátanos de los árboles», agregó.

Todo el momento lo grabó el trabajador y el chileno se dio cuenta.

«¡Oh! estás grabando ¡Oh, estás grabando! Es porque eres una niña, así que como no puedes hacer nada, estás grabando. Eres un imbécil. Eres una chica. No tienes las pelotas, no puedes salir a pelear«, Él continuó.

rechazo a la xenofobia

La actuación del ciudadano chileno, además de generar un fuerte rechazo en las redes sociales, también ha provocó la indignación de los funcionarios. Entre ellos, la alcaldesa de Ñuñoa, Emilia Ramos, quien expresó su apoyo a los extranjeros ante las amenazas y dijo que no aceptaría la xenofobia en su jurisdicción.

De igual forma, Oxxo informó que evalúa acciones legales contra el sujeto: “Desde que tomamos conocimiento, hemos brindado todo el apoyo necesario a nuestros empleados para ayudarlos y acompañarlos en este difícil momento y en la presentación de la denuncia correspondiente”, dijo la cadena de supermercados en un comunicado de prensa.

“Ya había pasado las bebidas”

El chileno, en conversación con T13aseguró que habia bebido mas de lo necesario y eso no se acordaba de lo que había hecho. Dijo que fueron sus amigos quienes le informaron que estaba en un video viral que mostraba el ataque a xenofobia contra los dos venezolanos.

“Vine a comprar con mi perro, había un cartel y ni me di cuenta que no se podía entrar con animales, como habia pasado copas bien, me excedi en la reaccion, mal ubicado. No hay palabras para describirlos. Ni siquiera me acuerdo», dijo.

Dijo que se disculpó con el cajero por la forma en que lo trató y le explicó la situación.

“Ni siquiera he notado nada. Estoy borrando. Me da vergüenza, por eso vine en la mañana a disculparme con el joven, que mis amigos me dijeron ‘oye, ¿cómo estás? tratado a una persona así? Soy una persona súper pacífica, soy un poco gruñona, pero nunca he sido violenta”, dijo.

El hombre dijo que había recibido amenazas contra su perro. También alegó que estaba pasando por momentos personales y emocionales difíciles, que no se supo hasta que se filtró un video de cuando se acercó a los migrantes para disculparse.

«De todo corazón, discúlpeme, discúlpeme, discúlpeme. Honestamente, no recuerdo nada, estaba súper borracho. Discúlpeme, ni siquiera recuerdo lo que dije. No tengo palabras para justificar lo que hice. Mi viejo falleció la semana pasada y me afectó mucho. Tomé más de lo necesario, yo no soy así para nada”, dijo.

El periodismo independiente necesita el apoyo de sus lectores para seguir adelante y asegurarse de que las noticias incómodas que no quieren que lea permanezcan a su alcance. ¡Hoy, con su apoyo, seguiremos trabajando duro por un periodismo libre de censura!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.