(CNN Español) — “Colombia estará agradecida si encontramos puntos en común”, reaccionó el presidente electo Gustavo Petro en Twitter luego de que su gran enemigo político, el expresidente Álvaro Uribe, confirmara que había aceptado una invitación para reunirse. ¿Pueden encontrar “puntos en común”? Hasta ahora, sus ataques públicos a lo largo de los años muestran sus profundas diferencias.

Petro, con quien la izquierda gobernará Colombia por primera vez, representa uno de los extremos políticos antagónicos de Uribe, quien está en el espectro de la derecha política y cuya bandera es la llamada seguridad democrática, la política -que incluye, entre otras cosas, combate directo contra grupos insurgentes- desde sus años como presidente, de 2002 a 2010 (lea más sobre el uribeísmo como posición política aquí). El ascenso de Petro al poder es visto como una reivindicación por quienes respaldaron el «sí» (Petro incluido) en el plebiscito para validar los acuerdos de paz de 2016 entre el gobierno de Juan Manuel Santos y las FARC, votación en la que ganó el «no». «, promovida por Uribe. El acuerdo acabó siendo modificado en ciertos puntos y firmado unos meses después. En 2022, Petro ganó prácticamente en los mismos territorios que votaron a favor en 2016.

Ambos comparten, eso sí, ser políticos generadores de amores y odios. Y una polarización que, según las encuestas de 2018, ya había cansado a muchos colombianos.

Sus enfrentamientos fueron ideológicos pero también profundamente personales. Aquí el repaso a algunos de ellos que han tenido como escenario el Congreso y las redes sociales.

2022: elecciones legislativas impugnadas, con acusación de incitar a un «golpe de Estado» incluida

Tras las elecciones legislativas de marzo, en las que la izquierda fue la gran vencedora, Uribe Expresó en Twitter su «desconfianza» por esta victoria del partido de Petro, el Pacto Histórico. Se refirió a «inconsistencias» como formularios con «tachaduras, enmiendas, firmas que no concuerdan» y el «voto abrumador del petrismo en zonas de narcotráfico» y dijo que no se podía aceptar el resultado.

Petro salió en la intersección: “Hago un llamado a todos los partidos políticos a rechazar la invitación golpista lanzada por Uribe con su candidato. Es hora de defender la democracia para todos. Es hora de un cambio sereno”.

Los votos fueron validados por los órganos electorales y no se cuestionó el triunfo del histórico Pacto, que también se reiteró en las elecciones presidenciales cuyos resultados fue Uribe rápidamente «aceptado».

2021-2022: acusaciones cruzadas, de Chávez a los ‘paracos’

Durante el período de la campaña electoral, las acusaciones fueron frecuentes. En mayo de este año, Petro vinculó directamente a Uribe con los paramilitares (cosa que hizo en varias ocasiones) en un discurso, al tiempo que parecía referirse a su propuesta de «perdón social».

“Que Uribe y sus paracos sean acorralados, como se merecen. Uribe ve a cuidar a sus nietos. Los paracos, los paracos que vengan acá porque van a tener una segunda oportunidad”, dijo Petro durante un mitin de campaña en Magdalena, como pudo ser visto en este video.

Uribe siempre ha negado estas acusaciones y aunque tiene investigaciones en su contra, no tiene condenas judiciales que demuestren un vínculo con los paramilitares. El expresidente, sin embargo, está siendo investigado (y renunció a su escaño en el Senado en 2020 por el caso) por presunta manipulación de testigos a su favor en un proceso que lo vincula con grupos paramilitares.

Mario Uribe, primo de Álvaro Uribe, fue condenado en 2011 por concierto para delinquir por alentar a grupos parapoliciales.

Por su parte, el expresidente no ahorró críticas y mensajes que asocian a Petro con Hugo Chávez, expresidente de Venezuela.

“Colombia tiene quizás el peor neocomunismo de la región, porque el Dr. Petro es mucho más inteligente que (Hugo) Chávez, el Dr. Petro es mucho más inteligente que (Pedro) Castillo, que el presidente (Alberto) Fernández de Argentina, el Dr. Petro es mucho más más inteligente que Daniel Ortega de Nicaragua, por eso dije de manera muy reflexiva que el maestro no era Chávez, era Petro quien enseñaba a Chávez”, dijo Uribe en noviembre de 2021, en declaraciones que se han vuelto virales en las últimas horas. Siendo el «líder más inteligente del neocomunismo», si ganaba Petro, Colombia podría tener «el comunismo más peligroso de toda la región».

Aunque Petro en 2013 describió a Chávez como un «gran lider latinoamericano“, se distanció del gobierno de Venezuela, criticó la chavismo Ya Muro y dice que la última vez que habló con Chávez fue en 2006.

2020: Petro, Uribe y Pablo Escobar

Uno de los notorios enfrentamientos de 2020 entre Petro y Uribe tuvo un tercer protagonista: el narcotraficante Pablo Escobar.

La polémica estalló en junio, luego de que la vicepresidenta Marta Lucía Ramírez admitiera que su hermano había sido condenado tras una investigación por narcotráfico en Estados Unidos. Uribe la defendió como una funcionaria «ejemplar» y revisó su política, mientras que Petro pidió su renuncia.

El tema de los vínculos con el narcotráfico pasó rápidamente por las redes a los propios Petro y Uribe. Petro, en lo que los medios locales describieron como una defensa contra las publicaciones que lo vinculan con Escobar, a escrito: “Para los que hablan de cualquier relación entre Pablo Escobar y yo, les digo, Pablo Escobar tenía una relación con el padre de Álvaro Uribe Vélez, no el mío, y era primo de José Obdulio, no el mío. lástima, pero los políticos del Cártel de Escobar están en el poder».

José Obdulio Gaviria, escudero de Álvaro Uribe durante sus presidencias y luego senador por el partido Centro Democrático, es primo de Pablo Escobar Gaviria.

y Uribe el ha respondido:: “Ojalá este cobarde, calumniador, estafador de la ciudadanía, tuviera un poco de la valentía de mi padre, asesinado ayer hace 37 años cuando disparó contra las Farc para cumplir su palabra de no dejar a su familia ni ser secuestrado”.

El padre de Álvaro Uribe, Alberto Uribe Sierra, fue asesinado en 1983 por sicarios y según la familia era hombre de las FARC, pero líderes de la extinta guerrilla negaron en 2020 ante la Jurisdicción Especial para la Paz haber ordenado este crimen. .

2019: El cargo de «sicario, sicario, sicario» en el Congreso

Durante una sesión del Congreso de 2020, Petro dijo que Uribe estaba presionando al presidente Iván Duque para que no diera los nombres de las personas que se habían beneficiado económicamente del conflicto armado y que irían a la Jurisdicción Especial para la Paz, entre otros cargos, como se examinó en el juicio. tiempo El tiempo.

Y Uribe lanzó una réplica que pasó a la historia: dijo que prefería «80 veces la guerrilla armada (refiriéndose al pasado de Petro en el M-19) al difamatorio asesino moral». Y terminó la reseña con un «sicario, sicario, sicario».

El M-19 se desmovilizó en 1990 y Petro fue uno de los que negoció este acuerdo de paz y desde entonces ha tenido una carrera política: ha sido diputado a la Cámara, senador y alcalde de Bogotá.

Lea: ¿Cuál es la historia de Gustavo Petro en la guerrilla del M-19?

“Está descontrolado por mi intervención respecto a la JEP, que le dieron una inyección urgente de valeriana intravenosa”, respondió Petro. en este caso en Twitter.

Con información de Sebastián Jiménez Valencia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.