Cientos de manifestantes piden nuevas elecciones y la destitución del presidente de Perú
Cientos de manifestantes piden nuevas elecciones y la destitución del presidente de Perú | Foto: AS Perú

El Consejo de Ministros de Perú aprobó este miércoles el envío al Congreso de un proyecto de ley que propone aplicar la castración química a los violadores de niños, tras el revuelo causado en el país por el secuestro y abuso sexual de una niña de 3 años.

La decisión fue comunicada, en rueda de prensa, por el ministro de Justicia y Derechos Humanos, Félix Chero, quien indicó que el proyecto plantea esta medida «para los delitos contra la libertad sexual con pena determinada».

En ese sentido, señaló que la castración sólo se aplicará después de que una persona condenada por este delito haya cumplido su condena.

“Es una pena accesoria a la pena principal, que se aplicará una vez cumplida la pena”, explicó.

Chero argumentó que el proyecto propone modificar varios artículos del Código Penal referentes al delito de violación, salvo los que establecen la cadena perpetua, que se aplica a quienes agredan a menores de 10 años, hostiguen a menores de 14 años como su guardián o causar la muerte o lesiones graves durante el ataque.

La ministra admitió que se trata de «una propuesta que debe ser debatida y analizada» por el Parlamento, porque además de «tratamiento médico especializado para inhibir la libido», incluye medidas preventivas en el campo de la salud mental, educación sexual y un Registro Nacional de Delincuentes Sexuales. .

“No se trata solo de aspectos punitivos, sino de medidas preventivas”, apuntó antes de descartar que ello podría conducir a una posible desvinculación del Perú del Pacto de San José, ya que “no se postula la pena de muerte”.

Por su parte, el presidente del Gobierno, Aníbal Torres, reconoció que la propuesta había sido «bastante debatida» en su país desde que la planteó el pasado sábado el presidente Pedro Castillo y dijo que el ejecutivo respeta «toda la opinión».

Torres recordó que hay países en los que se aplica la pena de muerte a los violadores y agregó que las agresiones de este tipo a menores «han aumentado enormemente» en Perú.

“El Estado debe reaccionar, aquí el Congreso evaluará, debatirá este proyecto de ley y tomará la decisión que estime necesaria para poder combatir este gravísimo delito”, concluyó.

El ejecutivo peruano desarrolló el proyecto tras la conmoción y la indignación que produjo en el país el secuestro y violación de una niña de tres años en Chiclayo, la capital de la norteña región de Lambayeque.

La pequeña fue reportada como desaparecida por sus familiares el 12 de abril y un día después la Policía Nacional la localizó y detuvo al presunto abusador, un hombre de 48 años, acusado de cometer los delitos de violación y secuestro de menor de edad.

Posteriormente, la Fiscalía Nacional dictó prisión preventiva por nueve meses contra el detenido y sostuvo que «el imputado recibiría la pena máxima de cadena perpetua».

Este sábado, el presidente Castillo aseguró que “los delitos de violencia sexual contra niños y niñas no serán tolerados” por su gobierno “ni quedarán impunes” y llamó a “una gran reflexión como país para adoptar políticas públicas de Estado más duras que salvaguarden la derechos humanos de los más pobres.

La presidencia peruana aclaró que la castración química consiste en administrar drogas que reducen la libido e inhiben el deseo sexual y se utiliza como «método de prevención contra las agresiones sexuales, y también como castigo para quienes cometen delitos de esta naturaleza».

El periodismo independiente necesita el apoyo de sus lectores para seguir adelante y asegurarse de que las noticias incómodas que no quieren que lea permanezcan a su alcance. ¡Hoy, con su apoyo, seguiremos trabajando duro por un periodismo libre de censura!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.